Vaticano: La Policía irrumpe en una orgía gay con drogas en el apartamento de un sacerdote

La vivienda que ocupa el secretario del Cardenal Francesco Coccopalmerio, era sede de pervertida fiesta.

La Policía de Italia ha irrumpido en el apartamento del exsecretario del Cardenal Francesco Coccopalmerio, situado en el palacio del ex Santo Oficio, en el Vaticano, donde se desarrollaba una orgía gay con drogas, informan medios italianos.

Al localizar al propio prelado, los policías lo detuvieron y enviaron a la clínica Pío XI para desintoxicación. Actualmente se encuentra de retiro espiritual en un convento en Italia.

La intervención de las fuerzas de seguridad se produjo a raíz de las quejas por la llegada constante de invitados a dicho apartamento. Asimismo, aparecieron sospechas respecto al coche de lujo con la placa de licencia de la Santa Sede que tenía dicho prelado.

El cardenal Coccopalmerio ocupa el cargo del presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos.

Otro escándalo sexual en torno a un sacerdote del Vaticano

Este jueves, el cardenal australiano George Pell, ‘número tres’ del Vaticano y asesor financiero del papa Francisco, fue acusado de delitos sexuales contra menores y ahora enfrenta múltiples cargos por estos supuestos delitos.

Se trata del representante del Vaticano de mayor rango jamás acusado por un caso de abuso sexual, lo que representa una clara muestra de la impunidad y corrupción en esta institución religiosa, que ha sufrido varios reveses de credibilidad en su política de “tolerancia cero” respecto a los abusos sexuales.

Los agentes comenzaron a sospechar al ver a hombres entrar y salir continuamente en un apartamento de El Vaticano y pusieron en marcha una operación. Pero Increíblemente, el secretario del cardenal detenido fue llevado a una clínica especializada en desintoxicación y enviado luego enviado a un convento, presuntamente para tapar el escándalo.

Según publica el diario Il Fatto Quotidiano, lo ocurrido ha llegado a ser notificado directamente al Papa Francisco. No obstante, se sospecha que dentro de El Vaticano ya se sabía lo que estaba ocurriendo.

 

Facebook Comments